Océanos:
 La prioridad del papa Francisco para septiembre

En ‘El Vídeo del Papa’ de septiembre, el Papa orienta su intención de oración hacia la protección de los mares y océanos, “muchos de ellos hoy amenazados por diversas causas”

En El Vídeo del Papa del mes de septiembre, Francisco hace un llamado de atención sobre los espacios que “contienen la mayor parte del agua del planeta y también la mayor variedad de seres vivientes”: los mares y océanos. Preocupado por el estado actual de muchos de ellos, pide a todos lo católicos que recen y actúen para que los políticos, los científicos y los economistas trabajen juntos en medidas de protección.

La edición del Video del Papa de este mes ha supuesto una coproducción entre Yann Arthus-Bertrand y su equipo de Hope Production, la agencia La Machi – Comunicación para las Buenas Causas y Vatican Media. Cabe destacar la trayectoria cinematográfica y fotográfica de Yann Arthus-Bertrand, que siempre ha estado orientada al cuidado del planeta y de los océanos.

Además, este video se lanza en el marco del Tiempo de la Creación, la celebración anual y global que une a cristianos de todo el mundo. Este año, se desarrollará desde el 1 de septiembre hasta el 4 de octubre.

Actualmente, 13 millones de toneladas de plástico se filtran en el océano cada año, lo que provoca, entre otros daños, la muerte de 100 mil especies marinas. La gravedad no reside únicamente en el hecho de que la mayoría de los plásticos quedan intactos durante décadas o siglos después de su uso.

Además, aquellos que se deterioran acaban convirtiéndose en microplásticos, que tanto peces como otros animales marinos terminan consumiendo. Esto pone en marcha una cadena alimentaria contaminada mundial.

En sus “Objetivos de desarrollo sostenible”, la ONU se ha propuesto distintas metas para contrarrestar esta situación, conscientes de que los océanos proporcionan recursos naturales fundamentales como alimentos, medicinas, biocombustibles y otros productos; contribuyen a la descomposición molecular y a la eliminación de los desechos y la contaminación; y sus ecosistemas costeros actúan como amortiguadores para reducir los daños causados por las tormentas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *